Ibermutuamur recuerda que los infartos y derrames cerebrales son la primera causa de muerte en los accidentes laborales

13 de marzo de 2017 a las 17:22

Ibermutuamur recuerda que los infartos y derrames cerebrales son la primera causa de muerte en los accidentes laborales Con motivo de la celebración, hoy 14 de marzo, del Día Europeo para la Prevención de Enfermedades Cardiovasculares, Ibermutuamur, mutua colaboradora con la Seguridad Social, recuerda que los infartos y derrames cerebrales son la primera causa de muerte en accidente laboral en España y suponen el 46% del total de los accidentes mortales ocurridos en jornada de trabajo en nuestro país.

Así, y según la última Estadística de Accidentes de Trabajo, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en 2016, se produjeron 476 accidentes laborales mortales en España en jornada de trabajo. De ellos, 219 fueron por infartos o derrames cerebrales en jornada de trabajo. Asimismo, el pasado año, la cifra de accidentes laborales con baja, por infartos, derrames cerebrales y otras causas naturales, ascendió a 1.407.

Por su parte, la última encuesta de defunciones por causa de muerte en España, del Instituto Nacional de Estadística, señala que en nuestro país las enfermedades del sistema circulatorio se mantuvieron como la primera causa de muerte (con un tasa de 267,6 fallecidos por cada 100.000 habitantes) en 2015, con un incremento del 5,8% respecto del año anterior. Dentro del grupo de enfermedades circulatorias, las enfermedades isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho…) y las cerebrovasculares volvieron a ocupar el primer y segundo lugar en número de defunciones. En ambos casos, se produjo un incremento de muertes respecto al año anterior (del 3,7% y 3,1%, respectivamente).

Recomendaciones de salud laboral
Casi el 30% de los pacientes que sufren un infarto muere antes de llegar al hospital, constituyendo el grueso de las muertes súbitas que ocurren en el trabajo, en casa y/o en la calle. Debido a que estas muertes son extrahospitalarias, apenas se han reducido con los nuevos avances terapéuticos que se aplican en la medicina hospitalaria.

No obstante, los expertos indican que el 80% de las enfermedades cardiovasculares y hasta el 90% de los infartos puede prevenirse adoptando hábitos de vida saludable, mediante una dieta equilibrada, la práctica de ejercicio moderado de manera regular y el abandono del hábito de tabaco.

Por este motivo y enmarcadas en el modelo de “Empresa Saludable” de la OMS, Ibermutuamur realiza tres grandes líneas de salud laboral para la prevención de enfermedades cardiovasculares en las empresas:

  • La primera se refiere a la vigilancia de la salud en las empresas. El reconocimiento médico de empresa es un momento idóneo para hacer prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que se detectan y cuantifican los factores de riesgo del trabajador y se facilitan pautas y medidas para corregir los factores alterados y prevenir la enfermedad. Así, la mutua propone que dentro de la Evaluación de Riesgos Laborales, las empresas incluyan medidas encaminadas a reducir y controlar los factores de riesgo cardiovascular.
  • La segunda se concentra en promover el establecimiento de la estrategia de empresa saludable en el seno de las organizaciones, al objeto de garantizar una sostenibilidad en el tiempo y en consecuencia obtener resultados positivos deseados, entre otros ámbitos en el de la reducción de factores de riesgo cardiovascular.

En este sentido, se aboga por la inclusión de espacios físicos y tiempo durante la jornada laboral, para promover el ejercicio físico de los trabajadores, como ya hacen algunas compañías americanas y japonesas. Está demostrado los beneficios del ejercicio físico tanto para las enfermedades cardiovasculares como para liberar y reducir estrés.

Es aconsejable además que se promuevan comidas y desayunos de empresa cardiosaludables, siguiendo la dieta mediterránea, sana y equilibrada. Los trabajadores que se llevan la comida de casa también deben optar por este tipo de alimentación, dejando de lado el consumo de grasas saturadas y el abuso de la sal.

También Las empresas deben difundir entre sus plantillas información sobre los factores de riesgo cardiovascular y cómo prevenirlos y promover hábitos de vida saludables entre los empleados.

  • La tercera se refiere a la reducción de los efectos y daños del accidente cardiovascular. En este sentido, aquellas empresas con plantillas muy numerosas pueden plantearse la posibilidad de implantar desfibriladores semiautomáticos y formar a un grupo de personas para que lo sepan manejar.

Ibermutuamur pone a disposición de sus empresas mutualistas una Guía para la implantación de un modelo de empresa saludable, que se puede descargar aquí.

Rehabilitación Cardiaca
Los pacientes que han sufrido un infarto tienen muchas posibilidades de que les vuelva a repetir. Por ello, además de llevar una dieta sana y un estilo de vida saludable, han de tener un proceso de rehabilitación cardiaca.

La rehabilitación cardiaca es un programa terapéutico dirigido a aquellos pacientes que han tenido una cardiopatía, cuyo fin es la recuperación de su estado físico, psicológico y sociolaboral en el menor tiempo posible.

Ibermutuamur cuenta con ocho Unidades de Rehabilitación Cardiaca, situadas en Alicante, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Sevilla y Valladolid, y dos Unidades de Telerrehabilitación Cardiaca, en Barcelona y Valencia. Están compuestas por un equipo multidisciplinar de especialistas en cardiología, psiquiatría, psicología clínica, rehabilitación y medicina de familia.

El programa desarrollado en las Unidades de Rehabilitación Cardiaca de Ibermutuamur trabaja sobre diferentes puntos: valoración de los factores de riesgo, programas específicos de ayuda, entrenamiento físico, controles periódicos, educación sanitaria y apoyo psicológico.

Beneficios de la rehabilitación cardiaca
Con las Unidades de Rehabilitación Cardiaca, los pacientes mejoran, de forma significativa, su capacidad funcional, que se vio reducida tras el episodio cardiaco. Además, la rehabilitación optimiza el tratamiento farmacológico, para controlar los factores de riesgo cardiovascular y disminuir el periodo de convalecencia y les ayuda a cambiar los hábitos y el estilo de vida, evitando así nuevos eventos coronarios en el futuro. Por último, el paciente consigue la “normalización” progresiva de su vida mediante la integración sociolaboral.

Etiquetas: , , ,

Compartir: Meneame Fresqui Delicious

© Ibermutuamur, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social nº 274.